Jorge Riveros estará en BarranquillARTE 2013 Abril 25-28

Jorge Riveros barranquillarte

Las 800 pinturas que guarda el estudio del maestro Jorge Riveros bien podrían ser un museo. Pero es su casa la que alberga el trabajo hecho desde la década de los 60, cuando trazó las primeras figuras en sus lienzos. 50 años después, a sus 77, ha sido maestro de varias generaciones de artistas en Colombia y sigue trabajando, incluso con mayor productividad que en otro tiempo.

En esa casa, enclavada en las montañas de Bogotá, están quizás sus tres más importantes pasiones: las plantas, su familia y, por supuesto, la pintura. Allí dedica casi tres horas diarias a regar su jardín en días de sol, mientras piensa en los trazos que le hacen falta al cuadro que está preparando. Lo ve en su mente y piensa en los colores o las formas necesarias para completar la composición. Entonces, cuando termina con el jardin afuera de su estudio, regresa, se lava las manos, toma el pincel y termina lo que había empezado.

La disciplina alemana

Jorge Riveros nació en Ocaña, Norte de Santander en 1934 y poco tiempo después sus padres se trasladaron a San Bernardino, cerca del Banco y Tamalameque, por cuenta del trabajo de su padre como contador de la Oil Fruit Company. Más tarde llegaría a Bogotá a estudiar Bellas Artes en la Universidad Nacional de Colombia.

Con su título buscó el camino a Europa y llegó a España, pero fue en Alemania donde vivió por 10 años. “Alemania me dio la disciplina para saber que nada se consigue con el cuento de la inspiración y de esperar a que el Espíritu Santo se le siente a uno en la cabeza”. Los museos que hay por doquier fueron parte del impulso para su trabajo, en donde conoció los movimientos modernos y el arte conceptual que vino a ver años después en Colombia. “Estoy hablando de la década de los 60, cuando vi instalaciones en las que varias pantallas de televisión eran puestas en una sala y una silla para el espectador; o una volqueta que llega a un lugar, dejaba tierra, se iba, luego regresaba, ponía tierra y así se podía quedar un siglo viendo lo mismo”.
Fue un viaje que le abrió el mundo, en un momento del arte nacional en el que las corrientes y nuevas tendencias llegaron años después. Así, también se alejó del adormecimiento de las amistades negadas a ver dimensiones distintas a las que les enseñaron en la escuela.

Maestro eterno

Jorge Riveros ya dejó la docencia, pero su tono no se distancia del que todo lo quiere enseñar. Por eso recuerda las clases en las que les decía a sus estudiantes “tiene que pintar 200 bodegones para decir que sabe pintar bodegones”. Y ser coherente es otro de sus mandamientos. “No voy a decir que ahora voy a pintar rayas porque eso es lo que más se está vendiendo”. Por eso su obra se ve, de principio a fin, como una consecuente evolución de figuras geométricas que con el paso del tiempo parecen haberse liberado, soltado de los esquemas; colores que rompieron los trazos de las líneas y se regaron por el lienzo sin orden ni forma. “Pero de lo más pequeño a lo más grande, lo que hago siempre tiene la regla áurea (proporción entre medidas”, explica como queriendo señalar de nuevo esa disciplina alemana que posee hasta en los detalles.

Sobre las mesas de su estudio están pequeñas obras que han sido creadas con los residuos de los pinceles de las de mayor formato, en tablas que encuentra en el camino con algún rastro de naturaleza pegada en la superficie, o trozos de tela como los que desechaban sus estudiantes, luego de las clases.
En dos habitacionea contiguos a su estudio reposan los cuadros que dan cuenta del trabajo que ha hecho a lo largo de cinco décadas. Ese que tiene la madurez propia de un artista consolidado y la originalidad, que según él, solo llega cuando en las obras hay “agarre”, como dicen los toreros; es decir, que se queda en la mente del espectador.

Es hora de subirle a la música, esas líricas clásicas que lo invaden siempre que trabaja. Unas figuras entremezcladas en rosa, azul, blanco y gris lo esperan para hacer los ajustes en los que pensó durante la mañana, mientras regaba sus plantas.

 Juliana Rojas H.

(Texto extraído de revistadiners.com.co )

Advertisements

2 thoughts on “Jorge Riveros estará en BarranquillARTE 2013 Abril 25-28

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s