‘Mapuka’, un museo con pasado Caribe

 Jorge Riveros

Mapuka – Jorge Riveros

El Museo Arqueológico de Pueblos Karib – Mapuka – recoge el pasado prehispánico del Caribe colombiano. Juan Guillermo Martín, su director, habla sobre su proceso de creación. / Universidad del Norte

“No podemos entender nuestro presente sin conocer nuestro pasado” dice Juan Guillermo Martín. “Somos el resultado de largos y complejos procesos sociales que nos han llevado a lo que somos ahora”, continúa. Y sigue, un poco más: “Tenemos que conocer los procesos. Cuando lo hagamos empezaremos a valorarlo y a protegerlo”. Habla del pasado, Martín. Él, un profesor de la Universidad del Norte. Dicta cursos de antropología aunque en esa Universidad no haya una carrera con ese nombre. No hay nada cercano, ni siquiera. Él ha hecho investigaciones arqueológicas por mucho tiempo. No es de Barranquilla, no. Es evidente por el acento. Por sus investigaciones terminó en Panamá, un día cualquiera, y de ahí a Barranquilla sólo hubo un paso. Allí empezó a trabajar como docente y como investigador. Ahora es el director de un museo.

Ya había muchas investigaciones, hallazgos de Carlos Angulo Valdés, otro profesor, y un laboratorio de investigaciones dentro de la universidad. También había un grupo de investigación avalado por Colciencias. Ya existían colecciones de lo que Angulo había descubierto alrededor de la costa. El Caribe y su pasado estaban guardados en ese laboratorio. En condiciones óptimas, pero guardados. Entonces decidieron mostrar todo eso que habían descubierto, no solo por mostrarlo sino para crear otro método de enseñanza, para los estudiantes de la Universidad, para los estudiantes de los colegios de Barranquilla. Así fue cómo se creó un museo de arqueología en una Universidad que no tiene esa carrera. En una universidad sin estudiantes de antropología.

Pero el recurso funcionó y fue mejor, incluso. Porque como no había una facultad de estudiantes que se hiciera cargo por decreto, muchos otros decidieron involucrarse dentro del proyecto. Bajo la dirección de Juan Guillermo Martín, y la asesoría de expertos en museología, se expusieron las piezas, bajo la luz adecuada, la humedad y la temperatura precisa. Y los estudiantes participaron en la manera que les fue posible. Los de diseño industrial, por ejemplo, contribuyeron en la creación de videos educativos que explican a los niños, a partir de caricaturas animadas, cuáles son los elementos que van a presenciar en el museo. Están ubicados de frente a la entrada, uno a cada lado, y hablan de ese pasado, tan importante para Martín, tan importante para Angulo.

El Museo Arqueológico de Pueblos Karib – Mapuka – recoge el pasado prehispánico del Caribe colombiano, desde los primeros pobladores, 12 mil años atrás. Pasa por la invención de la alfarería en América, las culturas del bajo Magdalena y las tribus indígenas. También están la conquista, la colonia y la república. Todo como fue. En su orden. Con sus fechas. San Jacinto y la invención de la alfarería en América; Malambo y la domesticación de la yuca; los Zenúes y la ingeniería hidráulica monumental; los taironas y la apropiación de las alturas. Y así, muchos más, construyendo identidades desde un museo.

“De las universidades privadas somos los únicos que tenemos un museo arqueológico. De universidades públicas, que yo conozca, tal vez el más completo es el de la Universidad de Antioquia o el del Centro de Museos de la Universidad de Caldas” sostiene Martín, director del Museo Mapuka que se unauguró el 19 de Septiembre de este año. La inversión para adecuar el montaje de la exhibición estuvo cerca de los 1000 millones de pesos. Tiene dos salas: una permanente y otra temporal. En la primera se exhibe el pasado Caribe, a partir de los artefactos encontrados las investigaciones de Angulo se ah realizado gracias a las donaciones de familias que, en la construcción de sus parcelas, fueron encontrando elementos pertenecientes a las culturas precolombinas. En la segunda, que aún no se ha inaugurado, se busca estar variando constantemente, para que siempre exista la posibilidad de ver algo distinto. La idea es inaugurarla con una exhibición, en conjunto con el Instituto Smithsonian, de una réplica de la Titanoboa que encontró Carlos Jaramillo, un paleontólogo colombiano. Además, están con proyectos de arqueología subacuática en las costas de Cartagena.

“La idea con estos productos es desarrollar material didáctico para ofertarle a los niños, juegos pedagógicos que se articulen a los programas que se estén llevando a cabo en primaria o en secundaria” sostiene Angulo. Un museo para la educación, eso quiere la Universidad del Norte. Para que a través de ella se comprenda el pasado. Un pasado que es propio, eso cree Martín, que le pertenece a todos. Por eso hay que exhibirlo. Por eso hay que cuidarlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s