Pintura panameña de luto por el fallecimiento del celebre maestro Alfredo Sinclair

Alfredo Sinclair - Jorge Riveros

Alfredo Sinclair – Jorge Riveros

El reconocido pintor estudió arte en Argentina, donde se destacó en la exposición de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes. Fue honrado con el título de “artista completo” en EE.UU. por su trabajo en oleo y vidrio colorido, técnica que lo diferenció entre los grandes.

A la edad de 98 años, murió este domingo el honrado maestro de la pintura en Panamá, Alfredo Sinclair Ballesteros, debido a una falla cardíaca, informaron sus familiares.

El diario Estrella de Panamá, reseñó que el laureado pintor falleció aproximadamente a las 8H00 hora local (13H00 GMT). “La pintura nacional está de luto con el fallecimiento del reconocido maestro de la pintura panameña Alfredo Sinclair a sus 98 años de edad”, expresó el artículo del rotativo.

El maestro Sinclair Ballesteros nació en la ciudad de Panamá el 8 de diciembre de 1914, cuarto hijo de Jorge Sinclair, reconocido ingeniero y la panameña Quintina Ballesteros.

Entre los años 1941 y 1945 alternó su trabajo en la empresa de tubos fluorescentes Neon Product con sus estudios en la Escuela Nacional de Pintura. Ahí se destacó como alumno del panameño Humberto Ivaldi. Luego, tomó clases de canto en el Conservatorio Nacional de Música y llegó a cantar en corales como bajo.

El 1943 ganó el tercer premio en un concurso de pintura convocado por la Cervecería Nacional, y en 1947 vendió varias pertenencias para viajar a Argentina, donde fue admitido en la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova, en Buenos Aires (capital)

En Buenos Aires continuó sus estudios de arte y logró asistir a exposiciones en las que conoció la obra de artistas como Gauguin, Modigliani, Matisse o Pollock. Ya para 1949 se había posicionado del cuarto puesto en el XXVIII Salón Anual de la Asociación de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes.

En enero de 1950 presentó su exposición individual en una galería de Buenos Aires. Satisfecho, regresó a Panamá para estabilizarse y montar su taller como pintor; más tarde organizó cuatro exposiciones más y ganó una mención honorífica en el Concurso Nacional de Pintura.

Sus tres Jorge, Olga (que también siguió la carrera artística y que ha expuesto con su padre) y Miguel Ángel, se dedicaron en su tiempo, a dar a conocer la obra de Sinclair.

Participó en la exposción “Diez Pintores Panameños”, en la Unión Panamericana de Washington (EE.UU.) y el diario “The Washington Post” lo catalogó como el artista más completo. Gracias a un trabajo con óleo en el que utilizó vidrio molido.

Esta sería su técnica para diferenciarse de los artistas tradicionales, elementos como vidrios de colores procedentes de tubos de neón mezclados con el óleo, fueron la clave. Un cuadro con este tipo de técnicas mixtas, titulado “Mato Grosso”, obtuvo en 1955 el primer premio de pintura del Concurso Ricardo Miró.

Su obra siempre destacó entre las demás por el uso de colores brillantes y luminosos que pasó sucesivamente del figurativismo a la abstracción, para regresar de nuevo a lo figurativo, al expresionismo y a lo semiabstracto.

En 1991 el Museo de Arte Contemporáneo expuso su trayectoria y ese mismo año el Gobierno de Panamá lo condecoró con la Orden Vasco Núñez de Balboa en grado de Comendador.

Sus majestuosas pinturas se pueden encontrar actualmente, en la Biblioteca Luis Ángel Arango de Bogotá, el Instituto Nacional de Bellas Artes de México, el Museo de Bellas Artes de Caracas y el de Arte Moderno de Nueva York o el de Arte de las Américas de Washington (capital de EE.UU.)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s