El telón de Dalí, el misterioso actor de La Veritá

 Jorge Riveros

Telón de Dalí – Jorge Riveros

La historia de la pintura hecha por Salvador Dalí que hace parte de la obra de Daniele Finzi Pasca.

Hallazgos fortuitos
Una caja de madera es encontrada en el trasfondo de un teatro, entre escenografía acumulada por los años. Adentro, doblado, deteriorado, un gigantesco lienzo con los trazos inconfundibles de Salvador Dalí.

Es 2009, y ese podría ser uno de los lienzos más grandes del artista catalán.
Una fundación suiza privada, aún anónima, coleccionista que sabe del valor de estos tesoros, la adquiere y la restaura durante un año.
Y se desvela su historia: Dalí la pintó en 1940 para Le Tristan fou, un ballet de la Compañía de Teatro de Nueva York que se presentó con la Metropolitan Opera, inspirado en Tristán e Isolda, de Richard Wagner.

Pero en 1949 se pierde su rastro. Es visto por última vez en un escenario de Londres. Nadie sabe cómo ni por qué un telón de 15 metros de largo por 9 de ancho simplemente desaparece; cómo estuvo 60 años perdido; qué caminos recorrió y, menos, por qué azar apareció en el 2009, abandonado en una caja de madera en el trasfondo de un teatro.

Una llamada

Navidad del 2010, Montreal (Canadá). Daniele Finzi Pasca, considerado el precursor del circo contemporáneo, recibe una llamada.
“Estamos preparando la cena” –cuenta– cuando un conocido de su esposa, Julie Hamelin, les propone un proyecto: “La fundación que lo adquirió quiere que el telón de Dalí, más que estar en un museo, regrese a los teatros del mundo”, dijo Finzi Pasca en reciente entrevista con EL TIEMPO.

Y así comienza esa historia, que en su compañía teatral, ven como un encuentro.
“Bruselas, principio de enero del 2011. Como sucede con frecuencia, las ideas empiezan a sedimentarse. Con Julie vamos en un taxi, convencidos de que el espectáculo acrobático y el telón de Dalí tienen que confluir en el mismo proyecto”, agrega el director en su sitio web.
Beatriz Sayad, una de las actrices de La Verità, dice que fue una coincidencia: “Daniele quería tratar el tema de la verdad, qué es lo verdadero y lo falso, hablar de la lógica de los sueños, y la obra de Dalí es eso”.

Para ellos, actuar frente a este telón es un desafío. “Nosotros trabajamos con el telón como si fuera un personaje más. Para nosotros es como el otro actor misterioso de La Verità”, dice Rolando Tarquina, quien en la obra interpreta al vendedor de la obra de Salvador Dalí.
El ritual

Bogotá, 2014. El telón de Dalí, que parece haber nacido para estar en el teatro, ocupa el espacio del Jorge Eliécer Gaitán. Ya ha estado en escenarios de Canadá, España, Austria, y en cada uno de ellos se hace una ceremonia para instalarlo. Como si fuera un recibimiento de actor.

Se sabe que llega en una caja negra, custodiada por una persona de la fundación que lo adquirió y viaja aparte de la escenografía y de la compañía (está avaluado en 25 millones de dólares) hasta el escenario, donde tiene seguridad permanente.
“No sabemos bien cómo viaja, es un misterio”, agrega Tarquini.

Una vez allí, el equipo técnico y los actores, unas siete personas, lo desdoblan, desenrollan y cuelgan. Listo para la función.

Fuente: El Tiempo

Advertisements

One thought on “El telón de Dalí, el misterioso actor de La Veritá

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s