Shakespeare centra las dos muestras del Espacio de Arte Contemporáneo

Jorge Riveros

Shakespeare – Jorge Riveros

Shakespeare es el protagonista absoluto de las exposiciones centradas este año en el marco del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que por primera vez no están en la Iglesia de San Agustín por decisión del Ayuntamiento -que la ha musealizado- y se pueden visitar en el Espacio de Arte Contemporáneo, que es propiedad de la Diputación de Ciudad Real pero su uso está cedido al consistorio almagreño.

Según explicó a Lanza el director del Museo Nacional del Teatro, Andrés Peláez, se ha aprovechado la coincidencia de que el 23 de abril de 2014 se han cumplido 450 años del bautismo de William Shakespeare en Stratford-upon-Avon -porque no se ha podido constatar su fecha de nacimiento- para organizar estas muestras.
La primera de las exposiciones, que lleva por título Mirar a Shakespeare / Pablo Márquez: Shakespeare, Danzas y Regocijos está organizada en colaboración con el Museo ABC de Obra sobre papel.

“Es una exposición que a Natalia Menéndez, la directora del Festival, y a mi, nos pareció muy interesante y original porque hay muy pocos pintores españoles, al contrario de lo que ocurre con los franceses o los ingleses, que tomen como referencia para sus obras y el teatro, algo que ha hecho Pablo Márquez”, indicó Peláez.

En total, se exhiben medio centenar de pinturas en las que el pintor disecciona dos obras de Shakespeare, La tempestad y El sueño de una noche de verano, textos que comparten muchos elementos, aunque fueron escritas con un intervalo de 18 años, porque constituyen los dos extremos de una misma línea: un juego de la imaginación, y representan un universo real pero pintado con los colores del sueño que penetra en el origen de las pasiones y del corazón humano.

Además, la muestra incluye una segunda parte en la que Márquez analiza, a través de su pintura, la botánica en los textos del Bardo de Avon y la compara con al de Leonardo Da Vinci.

“La obra de Pablo Márquez es delicada y misteriosa, con influencia del arte de oriental y, de hecho, usa papel de arroz, pese a su fragilidad, en sus obras”, indicó el director del Museo Nacional del Teatro.

Vestuario
Por lo que se refiere a la segunda muestra que el público puede visitar en este mismo espacio, Mirar a Shakespeare / Vestir a Shakespeare, se ha organizado utilizando todos los fondos de figurines y vestuario que el Museo Nacional del Teatro tiene porque, “al contrario de lo que pueda parecer, no ha sido un autor muy representado en España, en ocasiones porque muchos directores no se atrevían al considerar que no había actores preparados para dar vida a los personajes shakesperianos”.

De esta forma, la muestra es un recorrido por la indumentaria teatral que ha servido para vestir la escena en algunos de los más grandes títulos que de este autor se ha estrenado en España desde principios de los años cuarenta del siglo pasado hasta casi nuestros días, como Hamlet, Otelo, La tempestad, El Mercader de Venecia, Julio César o Macbeth, entre otras.

Además de los figurines, en total, en esta exposición se exhiben 38 trajes, de los 36 se han utilizado en montajes de distintas obras de Shakespeare y dos corresponden a espectáculos que, aunque no son de Shakespeare, sí están basadas en sus obras y personajes.

La primera de ellas es Contradanza de Francisco Ors, estrenada en 1980 en el Teatro Lara de Madrid y en la que presentaba a la reina Elisabeth como un hombre que encarnaba el actor José Luis Pellicena, acompañado por Manuel Gallardo y Gemma Cuervo, y dirigidos todos ellos por José Tamayo.

“Precisamente uno de los trajes más vistosos de la muestra es el que lucía Pellicena y que fue diseñado por el el artista argentino Aníbal Lapiz.
La segunda obra que aparece representada es Elizabeth I. El último baile, que estrenó Lindsay Kemp en 2005 y que recorrió todo el país, tras lo que se han cedido al Museo Nacional del Teatro.

En este caso los trajes -que incluyen uno espectacular en azul que corresponde al personaje de la reina- fueron diseñados por Sandy Powell, la diseñadora que también se encargó de los trajes de Shakespeare in love y que le valieron un Oscar -que sumó a los dos que ya tenía por The young Victoria y El aviador-.“Los trajes suponen un amplio recorrido y todos ellos son de reconocidos diseñadores que van desde Vitin Cortezo -con un vestuario para Julio César estrenado en 1943- hasta Pedro Moreno -para El mercader de Venecia que en la temporada 1992-1993 protagonizó Ana Belén, y posteriormente Amparo Pascual cuando la primera lo dejó” indicó Peláez, quien agregó que “precisamente uno de los trajes más interesantes es el de Porcia en este montaje porque está restaurado y es muy complicado ya que es seda sobre seda”.

Además, diseños firmados también por Vicente Viudes, Emilio Burgos o Miguel Narros, se pueden ver en esta muestra, de forma que aparecen representados algunos de los grandes figurinistas que contribuyeron a que William Shakespeare fuera un autor absolutamente contemporáneo e intemporal en nuestros escenarios.

Ambas exposiciones se podrán ver durante el Festival y hasta el próximo 31 de agosto en el Espacio de Arte Contemporáneo de Almagro y, de momento, están teniendo una gran acogida por parte del público.

La mujer en el teatro

La tercera de las exposiciones que, organizadas por el Museo Nacional de Teatro, se puede ver en Almagro es la que se ubica en el Claustro del centro Museístico y que lleva por título Talía recuperada: mujer y teatro.

Esta propuesta, que se enmarca en el proyecto del Ministerio de Educación y Cultura “Patrimonio en femenino”, pretende mostrar, a través de imágenes de las protagonistas, la continua presencia e importancia de la mujer en el teatro español desde el siglo XVII hasta nuestros días.

“Se hace un recorrido desde La Taramba, actriz del siglo XVIII, hasta grandes de nuestros días como Julia Gutiérrez Caba, Concha Velasco o Nuria Espert, a través de fotografías y textos”, explicó Andrés Peláez a Lanza.

De esta forma, el Museo Nacional del Teatro quiere rendir homenaje a todas y cada una de estas mujeres responsables de la construcción de la identidad femenina actual a través de su aportación al mundo del teatro.

Además, esta muestra se complementa con otra que se inaugurará el próximo 18 de julio en el Patio de Comedias de Torralba que incluye 50 retratos de grandes actrices de teatro, revista y cuplé realizados por el pintor granadino José Hernández Quero.

Fuente: lanzadigital.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s