Frank Stella, reinventando los espacios

0000057302[1]

Artista plástico estadounidense, nació el 12 de mayo de 1936. Reconocido por ser uno de los mejores exponentes del minimalismo, no sólo es pintor sino también escultor y litógrafo.

Frank Stella, ya con más de setenta años, es un excelente ejemplo de cómo el artista, se reinventa a sí mismo con cierta periodicidad, un modelo de la evolución constante en la búsqueda de nuevos horizontes creativos.

Stella desembarcó en el mundo artístico hacia 1959, con una serie de pinturas negras en las que únicamente eran perceptibles algunos trazados geométricos que parecían querer organizar la superficie del lienzo. Sin embargo, ya en los años 60, aunque los trazos geométricos se mantienen e incluso adquieren mayor protagonismo, sus cuadros se llenan de color, de abundantes y vivos colores.

Una década después, encontramos que a veces los trazados geométricos son de menor rigidez, aunque podamos apreciar una constante minimalista en su trabajo: trata de decir mucho, con pocos elementos formales. En esa misma época comienza también a mostrar su interés por el grabado, en sus distintas variantes.

Pero Stella no se detiene ahí: una década después parece que el espacio bidimensonal de sus cuadros le resulta limitado. No se trata de un problema de mero tamaño, porque hasta ese momento ha realizado a veces lienzos de grandes dimensiones. Lo que busca ahora es salirse de los marcos habituales de la pintura, el ancho y el alto. Tampoco es un problema de perspectiva. Por eso,  intenta conseguir la tridimensionalidad de la obra pictórica. Pinta aún, pero en sus cuadros hay volumen, profundidad real y no fingida, aunque tal vez ya no podamos hablar de cuadros en el sentido habitual de la palabra.

Para entonces Stella ha cumplido ya sesenta años. Pero todavía le queda por dar una nueva vuelta de tuerca a su trayectoria personal. A comienzos de los años noventa comienza a realizar esculturas. Las hace de pequeño tamaño, aunque progresivamente las dimensiones se incrementan, buscando con ello la colocación de sus obras en espacios públicos. En estos casos, suele realizar una maqueta previa que tal vez le orienta en el trazado final de la escultura, aunque no siempre el resultado final sea idéntico a lo previamente proyectado. Por lo demás, ahora la geometría, los trazados rectilíneos parecen haber desaparecido casi por completo.

Es así, como el artista se reinventa en el más amplio sentido de la palabra, y crea nuevos espacios para su arte, expandiendo horizontes y creando nuevas estructuras artísticas, pesa a su longevidad.

Fuente: altonivel.com.mx

Advertisements

La Donación León Ferrari

Blog Jorge RiverosLa exposición de La Donación León Ferrari abrió el 8 de noviembre, con 72 dibujos, varias esculturas, instalaciones, collages, instrumentos musicales, y heliógrafos agrimensura décadas de trabajo de Ferrari.
Con esta exposición, el museo celebra la recepción de 72 dibujos de su colección permanente y el contrato de arrendamiento de cinco años de una serie de trabajos que permanecerá a la vista hasta el 15 de febrero de 2015. Se trata de la exposición más completa de la obra de Ferrari desde su muerte .

Continue reading

Exposición Mi Vecino. El otro

Jorge Riveros

Exposición

Antofagasta, Chile

Hasta el 31 de agosto en el Parque Cultural Huanchaca, Antofagasta, se podrá visitar la Tercera Semana de Arte Contemporáneo – SACO, que en esta ocasión tiene como lema Mi vecino. El otro y que invito no solo a participar a artistas y curadores de Chile, sino que por primera vez se abrió a la participación de la comunidad artística de Perú y Bolivia.

Continue reading

Exposición Memorias imborrables

Jorge Riveros

Memorias imborrables

São Paulo, Brasil

Curada por Agustín Pérez Rubio, el nuevo director del Malba en Argentina, la exhibición Memorias imborrables – Una mirada histórica a la colección Videobrasil, vuelve a visitar episodios controvertidos y conflictivos sobre la base de las perspectivas personales de artistas reconocidos tanto en Brasil como en el extranjero, tales como Jonathan de Andrade, Rosangela Rennó, Akram Zaatari, Bouchra Khalili, Coco Fusco y Leon Ferrari. La muestra presenta trabajos que ayudan a recuperar eventos y conflictos que son con frecuencia interpretados desde versiones oficiales, o al menos desde la versión de los vencedores, y sin embargo continúan resistiendo en las narrativas personales que se hacen públicas a través del arte.

Continue reading

Premio Nadia Granados y Mario Opazo Ganadores de la III Bienal de Artes Plásticas y Visuales 2014

Jorge Riveros

Premio Bienal de Arte

Bogotá, Colombia

El pasado 31 de julio en la sede de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño – FUGA, se reunió el jurado del III Premio Bienal de Artes Plásticas y Visuales, conformado por Natalia Gutiérrez, Curadora, editora y profesora de la Universidad Nacional de Colombia, Carolina Ponce de León, Curadora, crítica de arte y gestora cultura, y Víctor Manuel Rodríguez, Curador independiente y consultor de políticas culturales en Colombia y el exterior, quienes otorgaron por unanimidad dos premios de adquisición, cada uno por $30.000.000, a las obras: Soporte, intervención escultórica de Mario Opazo y Con el diablo adentro, videoinstalación y performance de Nadia Granados. Además de una mención a la obra De gran altura, intervención de Ana Karina Moreno. Las obras de ganadoras del premio de adquisición entrarán a formar parte de la colección de arte de la FUGA.

Continue reading

Exposición Marina Abramovic: Holding Emptiness

Jorge Riveros

Exposición

Holding Emptiness (Abrazar el vacío) es la primera exposición, durante la última década,  de Marina Abramovic en un museo español.  Se trata de una retrospectiva que abarca el trabajo de la artista desde mediados de los años setenta hasta la actualidad.

Comisariada por Fernando Francés, la muestra que estará abierta al público hasta el 31 de agosto en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, invita a los espectadores a interactuar con las obras a través de las sensaciones experimentadas con algunos de los objetos expuestos.

Continue reading

Un ‘Litoral’ de árboles que jamás duermen

Jorge Riveros

Herbert Bayer

«Árboles que habéis visto, que veréis mil años de primavera». La cita de Juan Ramón Jiménez parece una consigna hecha a medida, un aforismo cómplice que invita a hojear el nuevo número de la revista Litoral. Bajo el título El árbol. Poesía y arte, la publicación que fundaran los poetas malagueños del 27 recorre buena parte de los versos y las creaciones artísticas que se han inspirado en los árboles o en cualquiera de sus elementos. Desde la semilla hasta las ramas, éste es un Litoral que, como aquel poema de José Manuel Caballero Bonald, convive con los árboles, o que, a juego con el título de otra composición de Octavio Paz, tiene mucho ‘Árbol adentro’. Continue reading

El MoMa digitalizará películas inéditas del gran artista pop Andy Warhol

Jorge Riveros

Andy Warhol

El Museo de Arte Moderno de Nueva York anunció que digitalizará cientos de películas inéditas de al artista pop Andy Warhol, y las hará públicas gracias a una asociación con el Museo Andy Warhol de Pittsburg. 

Continue reading

Carlos Cruz Diez: Una vida dedicada al arte del color

Jorge Riveros

Carlos Cruz Diez

A sus 17 años, en 1940, Carlos Cruz Diez comenzó, al ingresar en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas, a cultivar el camino que más tarde lo llevó a desarrollar lo que se convirtió en su profesión y pasión de vida: el arte asociada al fenómeno del color y de la realidad. Continue reading

Los ojos de Herbert Bayer

Jorge Riveros

Herbert bayer

“Los ojos han sido siempre temibles. Incluso hoy en día, ¿quién no teme ser víctima del mal de ojo? ¿Quién no cree en el poder de la mirada?” Lo dice Pedro Azara en su fascinante El ojo y la sombra. Es tan impresionante el poder del ojo que con frecuencia reducimos el encuentro y conocimiento con el otro a través de su mirada (inmediatamente también a través de su palabra) Es aún más impactante cuando lo reconvertimos en significado de la mirada interior. Y el simbolismo del ojo se extiende por doquier. Contemplarse los ojos entre enamorados, más allá de la hermosura formal que puedan tener, ¿no es sino la búsqueda de la belleza íntima del otro? Y la búsqueda de la belleza, ¿no es otra cosa sino la necesidad de percibir y aprehender el conocimiento, misión harto improbable si no imposible, del otro? Continua Azara: “Unos ojos bien abiertos evocan o simbolizan la vida, el despertar de la vida. Solo los muertos y los durmientes  -Sueño y Muerte, hijas de la noche, eran divinidades hermanas en Grecia- cierran los ojos. De los mismos seres vivos se decía que eran el sueño de una sombra.”
 
Más allá de la concepción al uso de los ojos en un retrato, siempre me cautivaron los que Herbert Bayer, ilustrador y tipógrafo vinculado a la Bauhaus durante un tiempo, refleja en dos palmas y en dos manos. El asimetrismo de estas lo es también de los ojos, lo cual produce más desasosiego e intriga. Supongo que al pensamiento lógico griego no le gustaría, por lo tanto, la representación. El ojo fuera de sitio se había quedado en territorios de la India, pero ¿quién puede poner puertas a la representación simbólica? El ojo fuera del lugar convencional, digamos, conlleva una carga onírica, surreal y, por lo tanto, con una potencia no controlada fácilmente. Un ojo en cada mano no son dos meros ojos que observan. El truco consiste en que parecen configurar un rostro, desigual y severo, pero ellos no nos miran sino que nosotros nos miramos a través de ellos. Un ojo de la bondad y otro de la perversión, uno de la generosidad y otro de la avaricia, uno de la justicia y otro del atropello, uno del conocimiento y otro de la ignorancia…y así, en una competición de sinónimos y antónimos de las conductas humanas.
 
Pero esos ojos, que son nuestros propios ojos, disponen sobre todo de luz. Tiempos estos en que vivimos en que pretenden quitarnos la luz, la mirada, el concepto claro de las cosas, haciendo que el ojo sea figurativo, único, intrascendente, dirigido. Ojo gobiernos, ojo televisión, ojo mercados, ojo publicidad, ojo ideologías, ojo religiones, ojo cibernético…en definitiva, ojo reducido a su mínima expresión efectiva.¿Somos alguien si miramos todos con el mismo ojo y en la misma dirección que se quiere que miremos? Esos ojos inquietantes, fuera de sitio, llamados también heterotópicos, han existido siempre en todas las culturas y dudo que la que ahora se pretende instalar uniforme los pueda disolver. Probablemente son nuestros ojos interiores cuyo vuelo no puede detenerse ni su mirada cegarse.
 
 
Fuente: elmundo.es